domingo, 23 de febrero de 2014

El doctor Víctor Salagaray presenta los últimos avances en medicina y cirugía para pacientes que hasta ahora no podían recuperar el cabello

El cabello ha cobrado protagonismo en esta XXIX edición del Congreso Nacional de Medicina Estética celebrado en MálagaEsta atención es un reflejo de lo que está ocurriendo en la sociedad en la que cada vez más personas se ve afectadas por distintas patrologías que producen pérdida del pelo y a una edad más temprana.
El doctor Víctor Salagaray,  especialista y pionero en la investigación y el tratamiento de los problemas del cabello, ha explicado esta mañana durante su ponencia cuáles son los avances que, tanto en el ámbito farmacológico como en el de la cirugía, permiten ofrecer una solución a pacientes que hasta ahora no tenían esperanza. “Todos los problemas que hay en torno al cabello son enfermedades. La alopecia puede ser una patología del cabello o un síntoma de otra enfermedad general; algunas de ellas son graves y, en los cuadros agudos, provocan trastornos irreversibles, pero el pelo nos permite hacer diagnósticos precoces de muchas patologías”, comenta.
Salagaray, que ha acumulado más de 4.000 operaciones de microinjerto, asegura que “la alopecia se considera una enfermedad a día de hoy. No provoca una alteración en la salud del paciente pero sí lo hace en la salud psíquica, que es muy importante. Un 30% de las mujeres que operamos, que seguían un tratamiento contra la depresión, lo abandonan tras la operación porque su problema venía de un trastorno obsesivo-compulsivo. La recuperación de la seguridad, la autoestima y de una vida normal juegan un papel fundamental en la superación de la enfermedad y la estética es clave en este proceso”.
Durante su conferencia de esta mañana, este especialista, al que acuden enfermos de toda Europa, ha hecho un repaso de las últimas novedades que permiten ofrecer solución a las alopecias. En concreto, se ha centrado en explicar cómo estos avances han conseguido resultados en un tipo de alopecia, la cicatricial, de origen desconocido y cuya incidencia en la población va en amento, que hasta ahora se consideraba intratable. Entre las novedades que ha desgranado en su exposición se ha referido a:
·         Diagnóstico: que ha mejorado gracias a nuevas pruebas como la dermatoscopia y la tricoscopia.
·         Farmacología: se centra en la reducción de los síntomas y la detención de la enfermedad con compuestos cada vez más sofisticados que se seleccionan en función de cada paciente.
·         Tratamientos: entre las principales novedades en los tratamientos, destacan:
o   El Láser: en baja frecuencia y en función de las necesidades del paciente.
o   La micronutrición del cabello: su objetivo es aportar al cuero cabelludo los principios activos y los nutrientes necesarios para que el cabello que se ha quedado débil recupere su grosor y su vitalidad, también estimula el nacimiento de nuevos folículos. Existen varias técnicas de aplicación.
  • Cirugía: el microinjerto es un proceso de "autodonación" mediante el cual se rellenan las zonas en donde el cabello ha caído con el propio pelo del paciente. Se injerta respetando el mismo ángulo y dirección del cabello original, consiguiendo un aspecto natural y estéticamente perfecto y es definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada